:::: MENU ::::
  • 25.3.18
La Coordinadora de Trabajadores de Andalucía (CTA) reunió ayer a un nutrido grupo de personas –trescientas según la propia organización– a las puertas de la factoría con la que Gelagri Ibérica cuenta en Santaella, con el objetivo de protestar contra el despido de un empleado, tras una denuncia interpuesta ante la Inspección de Trabajo por el sindicato.



Según denunció la CTA a través de un comunicado, la multinacional de capital francés exige a sus trabajadores que tengan una "plena disponibilidad para la empresa", situación que, sin embargo, "no se paga, como tampoco se pagaban los domingos y festivos hasta que el Comité de Empresa –todo formado por afiliados a la CTA– los reivindicó", en palabras de la propia organización.

Durante la concentración, los portavoces de la CTA denunciaron que la empresa, dedicada a las conservas vegetales, "tenía, al menos, 16 contratos en fraude de ley de los cuales catorce han tenido que hacer fijos indefinidos y, en total, nueve fijos-discontinuos".

Asimismo, el sindicato denunció otras situaciones que aseguran haber vivido en Gelagri, relativas a los puentes, a los periodos vacacionales y a la formación de los delegados de Prevención y Riesgos Laborales a los que, según la CTA, "no se les impartía el curso que por ley están obligados".

Los portavoces de la CTA, denunciaron ayer que "en Córdoba, en una fábrica con el mismo trabajo, se ganan 7.000 euros menos al año que en Navarra, haciendo más noches, más domingos y más turnos y estando a plena disposición de la empresa".

Además de censurar que "hay trabajadores que al día tienen hasta tres turnos de trabajo" –como aseguran que era el caso del empleado despedido– la CTA lamentó que los trabajadores de Gelagri "no son mileuristas ni con las pagas prorrateadas, pues la hora les sale a 4,60 euros".

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL

DEPORTES - SANTAELLA DIGITAL

FIRMAS
Santaella Digital te escucha Escríbenos