:::: MENU ::::
  • 22.3.18
El Consejo Regulador de las Denominaciones de Origen Protegidas (DOP) Montilla-Moriles y Vinagre de Montilla-Moriles volverá a reconocer este año a los restaurantes y tabernas de la provincia que prestigien en sus establecimientos el consumo de los vinos que se elaboran en el marco vitivinícola cordobés.



De este modo, la DOP Montilla-Moriles volverá otro año más a distinguir a las tabernas y restaurantes que pongan en valor los vinos del marco y lo hará coincidiendo con la celebración de la trigésimo quinta edición de la Cata del Vino Montilla-Moriles, un evento que tendrá lugar dentro de unas semanas en la capital cordobesa.

"El objetivo primordial del Consejo Regulador, además del control de la calidad de los vinos y vinagres, es potenciar el consumo de estos productos, principalmente en la provincia de Córdoba", señalaron desde la entidad que preside Javier Martín, para reconocer a continuación que "no podemos obviar que el consumo de este tipo de vinos en el ámbito local es la piedra angular sobre la que descansa la comercialización de Montilla-Moriles".

Por este motivo, y desde el año 2013, el máximo órgano de control de los vinos cordobeses viene reconociendo a aquellos establecimientos de hostelería y restauración que promueven la puesta en valor de los vinos de la DOP Montilla-Moriles, reconocimiento que tiene lugar mediante la entrega de una placa durante la presentación de cada edición anual de la Cata del Vino Montilla-Moriles en Córdoba.

Para este año 2018, Montilla-Moriles reconocerá de nuevo a establecimientos vinculados a la restauración y a la hostelería de Córdoba y su provincia. "La decisión sobre el reconocimiento a un establecimiento se basa en criterios objetivos, tales como presencia en el establecimiento de los vinos de Montilla-Moriles, conservación, servicio y la atención al cliente", precisaron los organizadores, que aclararon que "junto a estos criterios objetivos, también se deberían considerar aspectos cualitativos como diseño del establecimiento, limpieza general y ambiente tradicional".

"Este reconocimiento público que hace la DOP Montilla-Moriles a quienes lo obtienen es, sin duda, una garantía de calidad y excelencia para el establecimiento, a la vez que un valor añadido que ofrecer a clientes y turistas que lo visitan; igualmente supone la correspondencia de todo el sector de Montilla-Moriles a un establecimiento que valora y prestigia su producto", añadieron desde el Consejo Regulador.

Las bases y los criterios que se valorarán en la certificación voluntaria por parte del Consejo Regulador, y que será necesario superar para lograr este reconocimiento, se detallan en la página web del Consejo Regulador y el plazo concluye el próximo 6 de abril.

J.P. BELLIDO / REDACCIÓN

DEPORTES - SANTAELLA DIGITAL

FIRMAS
Santaella Digital te escucha Escríbenos