:::: MENU ::::
  • 1.5.18
Unas 4.500 personas se han sumado hoy a la manifestación del Primero de Mayo que ha transcurrido por las principales arterias de la capital cordobesa bajo el lema Es tiempo de ganar y convocada por los sindicatos CCOO y UGT, que volvieron a desafiar a la lluvia en una jornada muy reivindicativa en la que se reclamó igualdad, mejor empleo, mayores salarios, pensiones dignas y protección social.



La secretaria general de CCOO de Córdoba, Marina Borrego, señaló al inicio de la manifestación que "hoy no es un día de fiesta cualquiera: hoy es un día de reivindicación y un día en el que los sindicatos de clase estamos aquí para seguir reivindicando y pedir que esto cambie".

"Este año nuestro lema es 'Tiempo de ganar', tiempo de ganar para los trabajadores y trabajadoras que deben ganar en mejor empleo, en mejores salarios, en pensiones dignas y en igualdad", recalcó la responsable sindical quien hizo hincapié en que "tenemos que estar en la calle y reivindicando para cambiar el sistema que tenemos ahora mismo".

Borrego también hizo referencia a las pensiones sobre lo que dijo que ya se ha visto que el sistema público de pensiones se puede cambiar. "Las movilizaciones sirven. Cuando nos preguntan en la calle por qué nos movilizamos y si cambiamos algo, yo digo que sí que cambiamos. La movilización del 8-M y las movilizaciones por las pensiones ha hecho que el Gobierno de marcha atrás y ya han encontrado el dinero para rectificar".

No obstante, la responsable provincial de CCOO aclaró que "tenemos que seguir adelante porque tenemos que cambiar el sistema público de pensiones, porque lo que ha hecho el Gobierno es retrasarlo, pero esto es pan para hoy y hambre para mañana y por eso tenemos que seguir reivindicando".

Las mujeres también han estado muy presentes en esta jornada reivindicativa. La secretaria general clamó contra la desigualdad que sufre el sector femenino de la población con una tasa de desempleo que roza el 33,5 por ciento, menores salarios, más temporalidad y parcialidad en el empleo, menos conciliación y más techos de cristal, e hizo referencia a la sentencia de La Manada.

"Yo, como mujer, no respeto la sentencia de La Manada y, además, me parece repugnante. Solo con una ideología machista y patriarcal se dictan sentencias como ésta", dijo y recordó que "si nos tocan a una, nos tocan a todas".

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL

DEPORTES - SANTAELLA DIGITAL

FIRMAS
Santaella Digital te escucha Escríbenos