:::: MENU ::::
  • 4.4.19
La Guardia Civil investiga un vertido detectado ayer en el río Cabra a su paso por el término municipal de Monturque que, según apunta la denuncia, podría estar relacionada con alguna de las empresas agroindustriales de la zona. En concreto, cerca de la zona de Vado Castro, el agua presentaba “un olor, color y espuma propios de un vertido de sosa cáustica”.



“No es la primera vez que se produce un vertido de este tipo en esta zona que, por lo general, coincide con los días previos a una previsión de lluvias”, explicó a Santaella Digital el denunciante, Victorio Domínguez, quien señaló que este caso ha sido detectado gracias a la colaboración ciudadana que alertó de la presencia de aguas negras en el río Cabra a su paso por Monturque.

En este sentido, Domínguez señaló que “lamentablemente este vertido no es un caso aislado” pues ya a primeros de año se detectó un hecho similar, “aunque en aquella ocasión no se realizó la pertinente denuncia”. “Se trata de una situación grave porque no sólo afecta a la flora, sino a un río que tiene una importante fauna de peces, galápagos y tortugas que fallecen”, explicó Domínguez que, a su vez, solicitó un mayor control por parte de la Administración para acabar con este tipo de delitos contra el medio ambiente.

Precisamente, en el año 2015 Ecologistas en Acción ya denunció un vertido de sosas al cauce del río Cabra, que provocó la muerte de peces en las aguas de su cauce. También las administraciones han estado estudiando varios casos de empresas particulares en los últimos años.

El río Cabra, que atraviesa las comarcas de la Subbética y de la Campiña Sur, es un río no regulado, afluente del río Genil. En su tramo alto, sufre problemas como la acumulación de vertidos y basuras, la pérdida de calidad de las aguas, la erosión y desestabilización del cauce y sus márgenes, una grave degradación de la vegetación y la absoluta desconexión del medio fluvial con el entorno urbano, agrícola e industrial.

A lo largo de este recorrido de algo más de 62 km, recibe el agua de varios arroyos, de régimen irregular, a modo de afluentes como el arroyo Guadalazar y del arroyo de Santa María por su margen izquierdo y derecho respectivamente entre otros.

I. TÉLLEZ / REDACCIÓN

DEPORTES - SANTAELLA DIGITAL

FIRMAS
Santaella Digital te escucha Escríbenos