:::: MENU ::::
  • 2.4.19
La consejera de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible, Carmen Crespo, participó ayer en la inauguración del primer Congreso Internacional sobre los Vinos Tradicionales de Andalucía que se celebra en Madrid, donde puso en valor la unión de los Consejos Reguladores de las Denominaciones de Origen (CRDO) que amparan vinos tradicionales andaluces para organizar este encuentro internacional.



El Círculo de Bellas Artes de Madrid hasta mañana miércoles este primer foro organizado por los cuatro Consejos Reguladores de las seis Denominaciones de Origen (DO) que amparan vinos tradicionales de Andalucía: Jerez-Xérès-Sherry y Manzanilla-Sanlúcar de Barrameda; Málaga y Sierras de Málaga, Condado de Huelva y Vino Naranja del Condado de Huelva; y Montilla-Moriles.

"Es un acierto que trabajen juntos para la innovación, el desarrollo y la promoción de productos tan importantes", señaló Crespo acerca de este congreso internacional, a la vez que añadió que se trata de un sector "importantísimo y pujante".

El evento, que espera la asistencia de más de 400 personas de España y del extranjero, está dirigido a un público muy variado que va desde profesionales del sector a estudiantes y contempla también a bodegueros, agricultores, empresarios, distribuidoras, gestores de figuras de calidad, operadores turísticos o investigadores del ámbito de la viticultura, la enología o el marketing, entre otros asistentes.

En su intervención en la apertura del congreso, la consejera de Agricultura resaltó precisamente la búsqueda de nuevos mercados y la promoción de los productos, y ha alabado la labor que realizan todos los agentes del sector del vino andaluz y, en especial, los representantes de las Denominaciones de Origen Protegidas. En cuanto a su elaboración, explicó que las características climatológicas y orográficas de Andalucía facilitan que el territorio cuente con una variedad vinícola difícil de encontrar en otras regiones del mundo.

En concreto, Andalucía cuenta con 26.500 hectáreas dedicadas a uvas de vinificación que producen 1,2 millones de hectolitros de vino y mosto, un sector que genera 1.500 empleos directos. De esta producción, 500 bodegas y envasadoras comercializan en el exterior unos 240 millones de euros.

En su discurso en Madrid, la consejera comentó que el sector agroalimentario es "un motor fundamental del desarrollo económico y de la generación de empleo de calidad" en Andalucía. De hecho, resaltó la subida del 7 por ciento de las exportaciones de este sector en enero de 2019 con respecto al mismo mes del año anterior, si bien se ha referido también a algunos de los retos de estas ventas como las posibles consecuencias del Brexit. Respecto a este último asunto, Carmen Crespo recordó que la Junta ha puesto en marcha un grupo de trabajo para ver las posibilidades que se puedan plantear en el futuro.

También en apoyo al sector vinícola, la Consejería de Agricultura ha abierto el plazo para solicitar las ayudas a la reestructuración y reconversión del viñedo, cuyo presupuesto asciende a tres millones de euros. Estos incentivos, que se pueden pedir hasta el 29 de abril, buscan impulsar el desarrollo de las explotaciones a través de la diversificación, la adaptación de la producción a la demanda de los mercados y la mejora de las explotaciones.

Apoyo de la Administración

La consejera hizo hincapié en que el Gobierno andaluz "trabaja hombro con hombro" con el sector a través de medidas concretas para facilitarle el camino a los emprendedores y a los que quieren crear empleo y abrir nuevos horizontes. A modo de ejemplo, Crespo se refirió al trabajo de eliminación de trabas burocráticas y a la agilización de ayudas pendientes, respondiendo así a una de las "premisas que el sector nos pidió nada más entrar en el Gobierno".

Por otro lado, Crespo comentó que en Andalucía no se está registrando la despoblación de zonas rurales en la misma medida que en otras zonas de España, explicando que esta diferencia es "gracias a su agricultura". Por ello, la consejera apostó por "estar al lado del sector agrario, ver las posibilidades que tiene, luchar por su comercialización, por ponerlo en valor y por que las exportaciones sean cada vez mayores a mercados emergentes" al mismo tiempo que se fidelizan las relaciones comerciales ya existentes.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL

DEPORTES - SANTAELLA DIGITAL

FIRMAS
Santaella Digital te escucha Escríbenos