:::: MENU ::::
  • 15.8.18
El Centro de Iniciativas Empresariales (CIE) de La Rambla acogerá a partir del próximo 10 de septiembre un curso formativo en gestión de empresas para emprendedores y personas desempleadas de los municipios de Aguilar de la Frontera, Baena, Castro del Río, Espejo, Fernán Núñez, Montalbán, Montemayor, Montilla, Monturque, Moriles, Nueva Carteya, Puente Genil, La Rambla, San Sebastián de los Ballesteros, Santaella y Valenzuela.



La iniciativa, enmarcada dentro del programa E-scuela de empresas de la Diputación de Córdoba, permitirá la utilización de una plataforma informática de simulación de una empresa para reproducir situaciones reales en el ámbito de la administración de sociedades y dotará a los alumnos de los conocimientos profesionales en el campo de la administración y gestión necesarios para acceder al mercado de trabajo.

De esta forma, la institución provincial confía en incrementar la empleabilidad de los beneficiarios del programa, solventando la necesidad de experiencia laboral previa para su inserción profesional, así como ampliar y mejorar los conocimientos de las personas emprendedoras y empresarios nóveles necesarios para la gestión de sus propias empresas.

A lo largo de 230 horas, los quince alumnos del curso trabajarán la simulación de la gestión empresarial desde las áreas comercial, contabilidad y recursos humanos. Asimismo, en el caso de empresarios y emprendedores, se simularán tantas empresas como ideas de negocio participen.

Además, el curso contará con un 20 por ciento de horas dirigidas a la tutorización y apoyo para la elaboración de un plan de negocio para los empresarios y emprendedores participantes, así como a favorecer la búsqueda de empleo entre los alumnos desempleados.

El plazo de inscripción para participar en esta acción formativa impulsada por la Diputación de Córdoba, que se desarrollará en horario de 9.00 de la mañana a 14.00 de la tarde, se mantendrá abierto hasta el próximo día 5 de septiembre a través de este enlace.

I. TÉLLEZ / J.P. BELLIDO
  • 14.8.18
La Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural ha pagado ya más de 315 millones de euros en ayudas correspondientes al ejercicio 2017-2018 de la Política Agrícola Común (PAC) en la provincia de Córdoba, ayudas con cargo al Fondo Europeo Agrícola de Garantía (Feaga) o cofinanciadas por el Fondo Europeo de Desarrollo Rural (Feader), según confirmó ayer el delegado territorial de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente, Francisco Zurera.



Zurera detalló que en el actual ejercicio que finaliza el 15 de octubre, el 93 por ciento corresponde a ayudas Feaga, es decir, cerca de 292 millones de euros. Dichas ayudas se destinan a apoyar la renta de los productores y a la regulación de los mercados agrarios, "siendo el pago básico el concepto más importante, con 173,80 millones de euros, que han percibido agricultores y ganaderos de Córdoba".

En lo que respecta al resto de ayudas desacopladas, en concepto de pago verde se han pagado 89,70 millones de euros, en el régimen simplificado de pequeños agricultores 6,65 millones y para jóvenes agricultores 369.294 euros del primer pilar.

Por otro lado, en ayudas asociadas se han abonado 20,74 millones de euros. Destacan las ayudas a la ganadería, que suman un total de 14,72 millones de euros en la provincia con mayor censo de Andalucía, concentrado principalmente en el norte de la provincia. También destaca el pago específico al algodón, con 4,49 millones de euros abonados, o las ayudas a cultivos proteicos que ascienden a casi 1,5 millones de euros.

En otro orden de importancia, el delegado de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente resaltó la ayuda al viñedo, que en el ejercicio actual ha ascendido a 379.457 euros, así como las antiguas ayudas del régimen de pago único, con 329.505 euros.

Respecto al Feader, cuyo objetivo es ejecutar las políticas de desarrollo rural en la Unión Europea, se han transferido fondos en Córdoba por valor de 22.280.895 euros, "siendo las ayudas de agroambiente y clima las más importantes, con 8 millones", según resaltó Zurera, que destacó las subvenciones destinadas a la agricultura ecológica con 6,60 millones de euros.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL
FOTOGRAFÍA: JOSÉ ANTONIO AGUILAR
  • 14.8.18
Un verano más la Red Guadalinfo no cierra sus puertas durante la época estival, sino que invita a sus usuarios a visitar los centros de su localidad o de su destino de vacaciones para acercarse a la tecnología y sacarle todo el partido en su vida diaria. Aprovechando este período de ocio y descanso, Guadalinfo ofrece una programación de formación TIC y mejora de las habilidades digitales para todas las edades especialmente adaptada al verano pero con especial atención a los niños que disfrutan estos días de mayor tiempo libre finalizado el período escolar.



Propuestas para todos los colectivos y niveles, desde quienes se acercan por primera vez a las TIC (Tecnologías de la Información y la Comunicación), a quienes desean ampliar sus conocimientos de cara a la empleabilidad o el emprendimiento.

Cursos y talleres con la tecnología como protagonista que se pueden consultar en www.guadalinfo/centros o seguir en redes sociales en #VeranoVivo, un hashtag de referencia para los agentes de Innovación local para dar difusión a sus actividades y de consulta para los usuarios de la red. Durante el mes de julio el hashtag #VeranoVivo sumó 615 tuits, contó con la participación de 180 perfiles de Twitter diferentes y tuvo un alcance de 1.184.479 impresiones.

Algunos ejemplos de los talleres enmarcados en #VeranoVivo, son los cursos sobre Scratch, robótica e impresión 3D, actividades para la digitalización de pymes, iniciativas basadas en la promoción turística local o la formación a desempleados para mejorar sus opciones de conseguir trabajo gracias a las TIC.

En esta línea, Guadalinfo ha abierto el plazo de inscripción en dos nuevos cursos sobre creación y desarrollo de contenidos. Así como una nueva convocatoria de cursos en torno a profesiones digitales: Marketing online y Responsable en ciberseguridad.

Actividades para niños dirigidas al desarrollo de la creatividad, aprender jugando con las TIC, o navegar de una forma segura en Internet, modelado de objetos en 3D, juegos de mesa usando las TIC o edición de audio para sentirse como un DJ, son otros de las acciones para jóvenes, mientras que los adultos pueden repasar los errores tecnológicos más frecuentes, aprender idiomas por Internet, organizar un viaje o viajar virtualmente a cualquier lugar del mundo, aprender a crear un sitio web o sacar provecho a su móvil.

Además de la actividad habitual de los centros, Guadalinfo sale al encuentro de sus usuarios para celebrar sus primeros 15 años. Y lo hace recorriendo la costa andaluza este verano. El centro itinerante incluye un espacio expositivo, demostraciones de robótica, Scratch e impresión 3D y la réplica del interior de un centro Guadalinfo donde los usuarios podrán realizar algunas de las actividades incluidas en la oferta de los centros.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL
  • 13.8.18
Licenciada en Periodismo y posgraduada en Literatura Comparada por la Universidad de Sevilla, Carmen G. de la Cueva (Alcalá del Río, Sevilla, 1986) se especializó en el discurso de la memoria en la narrativa europea actual. Desde 2014 dirige La tribu, una comunidad virtual dedicada a la difusión del feminismo y de la literatura escrita por mujeres. Ahora publica Un paseo por la vida de Simone de Beauvoir. También es directora de la editorial feminista La señora Dalloway y autora de Mamá, quiero ser feminista (Lumen, 2016).



—Defíneme brevemente a la Simone de Beauvoir que describes en tu libro.

—Pues es una Simone de Beauvoir muy cercana, una mujer corriente como podría ser yo misma o cualquier amiga de generación. Era una mujer con un carácter, muy poco convencional, ambiciosa, fuerte, muy decidida y muy curranta.

—¿Hubiese sido la misma sin la sombra de Jean-Paul Sartre?

—Digamos que hubiese empezado a volar antes sin la sombra de Jean-Paul Sartre. De alguna forma se acompañaron, pero yo creo que ella tenía muchísima más luz que él.

—¿Sigue siendo una referencia para la mujer de hoy o han cambiado mucho los tiempos?

—No es una referencia actual porque no la conocemos. No la podemos leer porque es difícil acceder a su literatura, a sus libros. Pero esta biografía tiene la vocación de que vuelva a ser una referencia.

—Dices que de ella se ha escrito mucho, pero se la ha leído poco. Es decir, que en el fondo sigue siendo una desconocida.

—Sigue siendo una desconocida porque es muy difícil acceder a su literatura, a sus libros. Aparte de El segundo sexo, pero es una lectura de difícil acceso. Entonces, a mí de esta biografía, lo que me gustaría, es que sirviera para llegar a la obra de ella, para conocerla y para que la leyésemos.

—Al igual que Simone, piensas que el feminismo de hoy debe hacer una genealogía para redescubrir a las mujeres del pasado.

—Sí. La genealogía es un concepto muy importante, esa tarea, esa necesidad de recuperar a nuestras madres y a nuestras abuelas literarias. No somos las primeras y los problemas que tenemos hoy también los vivieron ellas y la mejor manera de entendernos es conocer sus obras y sus vidas.

—Había una dependencia económica, al menos al comienzo, y emocional con Sartre. ¿Llegó a superar ese papel de dependencia?

—Ella era mucho más talentosa y muchísimo mejor escritora que Jean-Paul. Pero hubo un momento decisivo en el que ganó el premio Goncourt con Los mandarines. A partir de ahí pudo comprarse su primera casa, un estudio, y volar. Y ya no necesitó económicamente más nunca a Jean-Paul.

—Apasionada por la lectura, la escritura y el amor hacia ellos y hacia ellas, Sartre le propuso matrimonio pero ella no se casó.

—Sartre le propuso matrimonio cuando iban a enviarlos a cada uno a un instituto diferente con la intención de que, si estaban casados, los mandarían los dos al mismo. Pero ella le dijo que no y fue lo mejor que hizo. Fue la primera vez que estuvo sola, sola completamente en Marsella, y ahí empezó a tener la conciencia de que podía contar con ella misma.

—Su padre fue su primera influencia. Para él, ella era especial. ¿Cómo fue aquella relación?

—Pues al principio su padre fue esa primera referencia, y yo creo que la vocación literaria, la vocación por la lectura, le vino de él. Le hacía dictados, le pedía que le escribiera cartas, y yo creo que, sin la influencia de su padre, no se hubiera despertado tan tempranamente esa vocación por la literatura.

—Dices que a Simone de Beauvoir se la juzgó por su vida sin tener en cuenta su obra. Y que las mayores críticas que recibió fue por 'El segundo sexo'.

—Por El segundo sexo la llegaron a llamar ninfómana priápica, madre clandestina. Fue un momento en el que se dio cuenta de que ese lector ideal para el que ella escribía, que era un lector masculino, la empezó a considerar como una mujer que no tenía autoridad, porque hablaba de cuestiones que en ese momento eran tabú.

—De haber vivido hoy, piensas que hubiese sido más periodista que filósofa, porque le gustaba contar el mundo.

—Yo creo que hubiera sido una gran cronista. En sus textos hay una vocación por contar la vida, por contar lo que veía, y yo creo que, más que filósofa, podría haber sido una cronista fantástica y genial.

—Para ti, como has dicho antes, Simone es mejor escritora que Sartre. ¿Es una opinión generalizada o una pasión personal?

—Bueno, es una opinión partiendo de esa base de que las opiniones son sugetivas. Habiendo leído toda su obra y parte de la obra de Jean-Paul es una opinión bastante formada y bastante cercana a como es en realidad. Ella era muchísimo mejor narradora, escribía mejor, era más apasionada y la escritura de él se queda fría y antigua. Y la de ella sigue siendo muy actual.

—Al final de tu libro, sentencias: “escribir siendo mujer tiene mucho que ver con la precariedad, el fracaso y la ansiedad: con el pijama, la bata y las amigas”. ¿Hablas de ti, de ella, de todas?

—Hablo de nosotras. Sí. De las "civilas", que diría Remedios Zafra, de lo difícil que es escribir para una mujer y poder vivir de ello, ¿no? Todavía hoy.

ANTONIO LÓPEZ HIDALGO
FOTOGRAFÍA: ELISA ARROYO
  • 13.8.18
El presidente de la Diputación de Córdoba, Antonio Ruiz, y el presidente de la Asociación de Jóvenes Empresarios de Córdoba (AJE), Francisco Castejón, firmaron el pasado viernes un convenio de colaboración para la puesta en marcha del proyecto Emprendimiento como ecosistema económico, dirigido a impulsar el autoempleo y dotar a los jóvenes emprendedores de la provincia de los mecanismos necesarios para llevar a buen término sus iniciativas empresariales.



La institución provincial aportará 20.000 euros a esta acción, que se desarrollará a lo largo de lo que resta de año y 2019. La iniciativa persigue, igualmente, la difusión de la cultura emprendedora, especialmente entre los colectivos con mayores dificultades de acceso al mercado de trabajo, como son los jóvenes.

De esta forma, a través de este acuerdo, se llevarán a cabo distintos talleres formativos, charlas en centros educativos, conferencias y foros, además de la iniciativa La Aventura del Autoempleo que, durante los últimos años, ha permitido trasladar a los más pequeños la motivación empresarial a través de una yincana por diferentes espacios de la ciudad y actividades dirigidas al público infantil.

Para el presidente de la Diputación de Córdoba, Antonio Ruiz, este convenio refuerza la voluntad de "canalizar el apoyo de la institución" a distintas entidades de la provincia de Córdoba, cuyos objetivos prioritarios van dirigidos a la creación de empleo y la mejora de la empleabilidad e inserción laboral en la provincia.

"En este caso, el objetivo básico es consolidar, en primer lugar, el ecosistema emprendedor existente, y, en segundo lugar, motivar ese espíritu emprendedor potenciando su implicación e intensificación, mediante la formación, capacitación y la innovación, que puede verse materializado en este proyecto, con el que esta Diputación provincial se siente identificada", subrayó el máximo representante de la institución.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL
  • 12.8.18
Unos 500 trabajadores agrícolas de la provincia de Córdoba participarán este año en la vendimia francesa en la que, como en otras campañas, habrá una importante presencia de vendimiadores españoles, con unos 16.000, el 75 por ciento de los cuales procede de Andalucía.



En el caso de Córdoba, son las localidades de Doña Mencía, Baena, Nueva Carteya y algunas localidades del Norte de la provincia las que aportan el grueso de vendimiadores cordobeses y que, junto al resto de trabajadores españoles, se dirigen a los departamentos franceses de Pirineos Orientales, Aude, Hèrault, Tarn, Garona, Lot, Gers, Gironda, Landas, Charante, Charante-Marítimo, Ardéche, Gard, Vaucluse, Var y Drome.

El secretario general del Sindicato Provincial de Industria de CCOO de Córdoba, Rafael Morales, señaló ayer que la presente campaña se presenta con “total normalidad” y, al preverse un incremento de la producción de uva de alrededor del 25 por ciento, se calcula que la duración media de los contratos será de entre 20 y 25 días.

Como en años anteriores, la demanda de empleo suele ser mayor que la oferta, por lo que CCOO, que pone a disposición de los trabajadores toda la información disponible tanto en sus sedes como en la web www.industria.ccoo.es, recomienda que no se viaje hasta Francia "si no es con contrato previo".

Asimismo, el sindicato llama a los trabajadores a estar "atentos a posibles fraudes" relacionados con la oferta de empleo para la vendimia francesa, como la petición de dinero para consultar las ofertas de empleo, la venta de guías para buscar ofertas laborales o la petición de dinero para recibir una preoferta laboral.

En este sentido, Morales remarcó ayer que "el acceso a las ofertas laborales es gratuito, que el contrato es una obligación del empleador y que pagar por acceder a una oferta de empleo no asegura el puesto de trabajo".

Condiciones laborales

Por lo que respecta a las condiciones laborales, para el presente año el Salario Mínimo Interprofesional de Crecimiento (SMIC) vigente es de 9,88 euros por hora, si bien suele ser superior en función del convenio colectivo de aplicación en los distintos departamentos franceses, de forma que los ingresos medios por 15 días de trabajo oscilan entre los 1.200 y los 1.513 euros, dependiendo de las horas extras y del departamento donde se trabaje.

Además de los salarios, un ingreso adicional importante para los vendimiadores que tienen derecho a ello es el subsidio familiar por hijo a cargo menor de 20 años que no ejerce actividad o con una remuneración inferior al 55 por ciento del SMI y que oscila entre los 132,79 euros por dos hijos hasta los 461,23 euros. Por otro lado, desde CCOO recalcaron que "el alojamiento, tanto si se trata de una aportación complementaria como de una deducción del salario, debe figurar en la nómina".

Perfil del vendimiador

En lo que se refiere al perfil de las personas que buscan empleo en la vendimia francesa, cabe hacer una distinción entre quienes lo hacen por primera vez y quienes ya han participado en otras campañas anteriores. El 90 por ciento de las personas que demandan por primera vez empleo en la vendimia de Francia son hombres de una amplia horquilla de edad (de entre 30 y 60 años) con estudios primarios, sin conocimiento de lenguas extranjeras y muchas dificultades personales y de infraestructura para buscar empleo a través de Internet. El 10 por ciento restante son hombres menores de 30 años, con formación universitaria, conocimiento de idiomas y sin experiencia previa en trabajos agrícolas.

En el caso de quienes ya han participado con anterioridad en la campaña de la recogida de la uva, el 90 por ciento son hombres de entre 30 y 45 años, con estudios primarios y experiencia previa en trabajos agrícolas y, concretamente, en la recogida de la uva.

Las pocas mujeres que acuden, que no superan el 5 por ciento del total, realizan fundamentalmente tareas de logística (organización de cuadrillas, comidas, compras o limpieza de los alojamientos) y, con carácter general, no trabajan en la recogida directa de la uva.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL
FOTOGRAFÍA: JOSÉ ANTONIO AGUILAR

DEPORTES - SANTAELLA DIGITAL

FIRMAS
Santaella Digital te escucha Escríbenos