:::: MENU ::::
  • 25.6.18
Escritor y periodista (Madrid, 1979), Sergio del Molino publica La mirada de los peces. Su anterior obra es el ensayo La España vacía, considerado uno de los diez mejores libros de 2016. Conocido fundamentalmente por la novela La hora violeta, donde narra la enfermedad y muerte de su hijo Pablo, en La mirada de los peces se propone una exploración de la adolescencia ya lejana, pero suscitada por el deseo de su profesor de Filosofía de suicidarse y preparar serenamente la ceremonia de despedida.



—En tu adolescencia te entregaste al canuto y a la litrona. Como tantos. Tu profesor de Filosofía, Antonio Arayona, ¿te ayudó a salir de la duda?

—No. Me generó dudas nuevas. De hecho, me enseñó a dudar. La adolescencia es, realmente, un tiempo de certezas más que de dudas. Y Antonio lo que contribuyó fue a romperlas y a generar esas dudas.

—Las drogas son abundantes. Lo fueron en tu generación. ¿Las drogas acaban con nosotros? ¿O es un discurso teleológico?

—Es un discurso teleológico. Yo creo que sí, que es verdad, que son peligrosas y que hay gente a las que les han hecho mucho daño. Pero hay un discurso muy tremendista y que, además, es muy hipócrita. Porque realmente las drogas han sido muy abundantes, son muy abundantes en todas partes y han formado parte de la socialización básica de los adolescentes en los barrios desde hace mucho tiempo, sin que todos hayan acabado yonquis debajo de un puente. Solo una parte.

—Tu profesor se suicidó. Y a ti te adelantó la noticia. ¿Un privilegio que entonces te hubiera gustado compartir?

—Bueno, me la adelantó a mí y a unos cuantos porque lo que quería era que apareciéramos en el documental de Jon Sistiaga que estaba rodando en su momento. A mí me puso en un dilema, que me siento honrado de que me eligiera para contármelo, y a la vez pues, en fin, me provocó una serie de sensaciones encontradas.

—'La mirada de los peces' es una historia testimonial que mira al pasado con lucidez. ¿La memoria no se vuelve nebulosa?

—Claro. Con los años y con el paso de los minutos. El recuerdo de esta misma entrevista dentro de cinco minutos va a ser nebuloso. Y precisamente por eso es una sustancia tan literaturizable. Si fuera algo notarial y todos estuviéramos de acuerdo, no habría posibilidad de construir relatos literarios.

—El libro es un homenaje a tu maestro, defensor de la enseñanza pública, el laicismo y la muerte digna.

—Yo no creo que sea un homenaje. Creo que es una mirada, un reflejo, y le uso también como pantalla para poder proyectarme a mí mismo. Pero no creo que sea un homenaje. Ni un homenaje, ni, como se ha dicho en algún momento, un ajuste de cuentas. Es una mirada y las miradas son complejas y son difíciles de encasillar y de encuadrar.

—¿Hay culpa en ti hacia quien te ayudó a mirar el mundo?

—Sí, claro. Hay una culpa creo que muy natural y muy idealizada acerca de por cómo la gente que ha sido decisiva, como pueden ser maestros, pueden ser padres, pueden ser gente que está en tus años de formación y te ayuda a ver el mundo, cómo con el paso del tiempo les arrumbamos como si fueran trastos viejos y los dejamos en el desván. Claro que hay un sentimiento de culpa. Totalmente.

—La novela es también un retrato de tu adolescencia y de tu generación.

—Sobre todo de mi adolescencia, con lo cual a través de ella se puede ver muchas adolescencias. Sin duda alguna. Pero como todos los relatos generacionales, yo creo que es intergeneracional. Quiero decir. No hace falta ser de mi generación ni haber sido nacido año arriba ni año abajo para entender esta historia y para ser involucrado por ella, ni mucho menos.

—Ahora tu generación empieza a dominar el ámbito público y a imponer su nostalgia. ¿Algo de nuevo en el horizonte?

—Bueno, yo confío en que mi nostalgia no sea tal. Confío en no imponer ningún tipo de nostalgia porque no creo ser una persona nostálgica. Detesto profundamente la nostalgia. Pero sí, yo creo que ahora vamos a ver una nostalgia, que ya se ve, con lo de que Yo fui a EGB y ese tipo de cosas. Vamos a ver una nostalgia relacionada con ese tipo de cosas. Fueron unos años aburridos y duros. Con lo cual, yo creo que vamos a tener ese discurso dominante. Va a ser un poco más gris (ríe).

—Dices que vosotros erais peores alumnos que los de ahora y que había violencia y acoso entre compañeros.

—Antes había mucha más violencia y mucho más acoso escolar que ahora. Había tanto que no se hablaba de ello porque era totalmente normalizado y generalizado. Creo que ahora es objeto de debate y de preocupación porque está en retroceso y porque es más marginal.

—La muerte, como es lógico, también está presente en tus libros. Dices: “Yo quiero morirme antes que mis amigos”.

—Sí. Totalmente. Pero por egoísmo puro y duro. Porque prefiero que me ayuden a ayudarlos yo a ellos.

—Ni no ficción ni autoficción. Pero sí protagonista y narrador de tus propias historias.

—Como muchísimos autores a lo largo de la historia de la literatura. Mi libro se centra en una tradición muy clara que es la literatura confesional, que arranca en San Agustín, incluso antes. Con lo cual, no creo que haya que ponerle más etiquetas.

—La mirada al barrio está siempre presente en tus novelas.

—Mi mirada es un poco socarrona y distante. No se presta a la épica. No es un retrato complaciente de la vida de barrio.

ANTONIO LÓPEZ HIDALGO
FOTOGRAFÍA: ELISA ARROYO
  • 25.6.18
El Ayuntamiento de Santaella ha puesto en marcha una nueva edición del Plan Municipal de Empleo para Jóvenes Estudiantes, con edades comprendidas entre los 18 y 25 años de edad, que se encuentran cursando estudios universitarios, ciclos de Grado Medio o Grado Superior. El programa ofrecerá a una docena de estudiantes del municipio la posibilidad de realizar un trabajo temporal durante el periodo de vacaciones de verano.



A través de este programa, el Consistorio pretende ofrecer un medio de ayuda a las familias para el sostenimiento de los estudiantes el resto del año gracias a la contratación temporal de estos jóvenes para el desarrollo de diferentes labores en el municipio.

Para ello, el Plan de Empleo para Jóvenes Estudiantes –cuyo plazo de presentación de solicitudes expira el miércoles 4 de julio– prevé un total de doce contratos de un mes, durante los meses de julio y agosto, al 60 por ciento de la jornada laboral.

De la docena de puestos de trabajo que se cubran a través de este programa, dos estarán dirigidas a solicitantes que hayan acreditado discapacidad, igual o superior al 33 por ciento que, en caso de no ser cubiertas, pasarán a sortearse como plazas de carácter general.

Asimismo, cuatro de las diez plazas restantes se sortearán entre los solicitantes que no hayan sido beneficiarios de este plan en las convocatorias anteriores y, finalmente, seis se sortearán entre el resto de los jóvenes que no cumplan los requisitos de citados anteriormente.

Los interesados, que en el momento de presentar su solicitud deberán estar empadronados en el municipio, podrán presentar su inscripción en el Registro General del Ayuntamiento, en horario de lunes a viernes de 8.00 de la mañana a 15.00 de la tarde.

Junto a la solicitud, los estudiantes deberán aportar una fotocopia del DNI, un certificado de empadronamiento, la tarjeta de demandante de empleo en la fecha de la solicitud, una copia de la última matricula de los estudios que esté cursando, el certificado acreditativo de la concesión de la beca 23016-2017, una copia de la declaración del IRPF del ejercicio 2016 y, en su caso, documento acreditativo de discapacidad.

I. TÉLLEZ / REDACCIÓN
  • 24.6.18
Montilla se convertirá esta próxima semana en capital andaluza de la tapa. La localidad cordobesa rendirá culto a ese aperitivo que se sirve en los bares acompañando una bebida y que, por derecho propio, se ha convertido en santo y seña de la gastronomía española. El Ayuntamiento de Montilla, a través del Área de Promoción Económica, Innovación y Turismo y con el apoyo de la Asociación de Hosteleros (Ahosmont), celebrará del 25 de junio al 1 de julio el concurso gastronómico Montilla Tapas Week, una iniciativa con la que se pretende poner en valor la gastronomía local de manos de los establecimientos hosteleros del municipio.



El concurso gastronómico –que pretende ser un reclamo para que los amantes del buen comer y del buen beber se paseen por Montilla durante los próximos siete días– establece dos modalidades de concurso: uno con jurado profesional y otro, con un jurado popular.

En la primera categoría, un jurado formado por profesionales de la hostelería designará las tapas más innovadoras y las mejores tapas tradicionales, mientras que en el caso del jurado popular, se designará como ganadora la tapa que haya obtenido más votos por parte de los clientes.

"Se trata de un concurso gastronómico cuyo objetivo es poner en valor aún más la gastronomía de nuestra ciudad, dedicando toda una semana a la tapa", destacó el delegado de Promoción Económica, Innovación y Turismo, Manuel Carmona, durante la presentación del concurso.



Los establecimientos ganadores para el jurado profesional podrán participar en una masterclass a cargo de Celia Jiménez, la primera andaluza en conseguir una Estrella Michelín gracias a su trabajo en el Restaurante El Lago de Estepona. Por su parte, los ganadores por designación popular recibirán premios en metálico dotados de 600 euros para el ganador, 400 para la segunda tapa y 200 para la tercera.

Además, la celebración de este concurso gastronómico se completará con la celebración de un amplio programa de actividades "dirigidas a resaltar la importancia de la tapa" y que puede consultarse con más detalle en este enlace. Así, se celebrará un workshop sobre cocina ecológica, talleres sobre vinos y sus maridajes o sobre la elaboración de cócteles con los vinos de Montilla-Moriles, además de la representación de Hambre, a cargo de la compañía La Líquida Teatro.

J.P. BELLIDO / REDACCIÓN
FOTOGRAFÍAS: JOSÉ ANTONIO AGUILAR
  • 24.6.18
La Diputación de Córdoba, a través de la Delegación de Igualdad, ha propuesto a todos los municipios de la provincia la oportunidad de sensibilizar a sus vecinos sobre la contribución de la mujer en entornos rurales con el desarrollo del programa Tierra de mujeres, que está conformado por una serie de iniciativas y actividades culturales de diversas temáticas.



La delegada de Igualdad de la institución provincial, Ana Guijarro, recordó que este programa hace un homenaje a las mujeres rurales con motivo del Día Internacional de la Mujer Rural, que se celebra cada 15 de octubre desde 2008, "una efeméride que reconoce la función y la contribución decisiva de la mujer rural, incluida la mujer indígena, en la promoción del desarrollo agrícola y rural, la mejora de la seguridad alimentaria y la erradicación de la pobreza rural".

Asimismo, la máxima representante de Igualdad explicó que el programa Tierra de mujeres integra unas 76 actuaciones que se realizarán en las localidades que así lo soliciten. Para poder optar a alguna de dichas actuaciones, los ayuntamientos deberán contar con la infraestructura adecuada para cada espectáculo y hacerse cargo de las necesidades técnicas requeridas.

"Hay una extensa programación que incluye espectáculos teatrales para todos los públicos, conciertos, talleres, y exposiciones, con el denominador común de la reivindicación de la igualdad entre la mujer y el hombre, y la visualización y sensibilización hacia la mujer rural", agregó Guijarro en la presentación de esta iniciativa.

Entre las actividades propuestas se encuentran la obra de teatro de Caramala Superheroinas; el cuentacuentos de Carloco Tú cuentas, yo cuento, nosotr@s contamos; Solo una mujer, de la mano de Carmen Latorre; o la obra Extraña mi piel, de Carmen Moral.

Igualmente, en el catálogo de actividades se encuentran las dirigidas al público familiar como La elefanta gris, de la compañía Desguace Teatro; y la obra Y la palabra se hizo mujer; y Mejor, de otra manera, de Diego Magdaleno, entre otras.

El plazo de presentación de solicitudes para acoger este programa por parte de los diferentes ayuntamientos de la provincia estará abierto hasta el próximo mes de julio. En la edición anterior fueron 61 los municipios que tomaron parte en esta iniciativa.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL
  • 23.6.18
Dos años después de la inauguración de la nueva sede del Museo Histórico Municipal en la Casa de las Columnas, el Ayuntamiento de Santaella ha aprobado definitivamente el reglamento de funcionamiento de este espacio. El objetivo de este documento, que viene a complementar los estatutos de creación del Museo, pretende favorecer "la correcta gestión" de este servicio.



El reglamento, aprobado por el Pleno municipal el pasado mes de febrero, pretende dar respuesta a la "nueva realidad" de la museología local tras la transformación sufrida "hasta el punto de que el panorama de finales de los años ochenta ha cambiado radicalmente tanto cuantitativa, como cualitativamente".

Así, desde su inauguración en 1988, el Museo Histórico Municipal de Santaella se ha regido por unos estatutos que tan solo hacían referencia a sus fondos, los órganos rectores, el presupuesto y la colaboración con otras entidades.

"Los antiguos estatutos dejaban a la interpretación personal, y a la buena voluntad, toda una serie de aspectos que hoy se muestran necesarios para la correcta gestión", explicó el alcalde de Santaella, José Álvarez, a la vez que destacó que el nuevo reglamento recoge "los aspectos más relevantes capaces de garantizar, con solvencia, la prestación del servicio que hoy se le demanda a esta institución municipal".

Para su redacción se ha tenido en cuenta la legislación vigente, la experiencia de otras instituciones similares e, incluso, las directrices que se van trazando desde la Consejería de Cultura de la Junta para los espacios museísticos inscritos en el Registro de Museos de Andalucía.

Una institución cultural

El Museo Histórico Municipal de Santaella es una institución cultural, de carácter permanente y abierta al público, orientada al interés general de la comunidad, en la que se recoge, adquiere, conserva, estudia y exhibe de forma científica, didáctica y estética el Patrimonio Histórico, del que las actuales generaciones son depositarias, con fines de protección, investigación, educación, disfrute y promoción científica y cultural.

Actualmente, los fondos del museo se articulan en dos secciones, una de arqueología y otra de etnología. La primera muestra en sus salas vestigios materiales que, remontándose desde el Paleolítico, llegan hasta la época hispano-musulmana. En este apartado destaca la llamada Leona de Santaella, la pieza más emblemática del museo y perteneciente al período prerromano.

Por su parte, en el espacio dedicado a la colección etnográfica, se recoge una muestra de útiles pertenecientes al pasado más reciente del municipio y que quiere ser un reflejo y también un homenaje al trabajo de un pueblo eminentemente agrícola.

I. TÉLLEZ / J.P. BELLIDO
FOTOGRAFÍA: JOSÉ ANTONIO AGUILAR
  • 22.6.18
Bajo el título de Femitopías. Mujeres, feminismo y cultura visual, un total de ocho artistas de diferentes nacionalidades exponen sus obras hasta el próximo mes de septiembre en el Centro de Arte de la Fundación Provincial de Artes Plásticas Rafael Botí. La muestra invita a conocer la particular óptica de cada una de las participantes sobre el feminismo y la identidad de género.



La presidenta de la Fundación, Marisa Ruz, señaló durante la inauguración de la exposición que esta muestra "reúne valores de gran interés para los propósitos de la Fundación", y por ello se enmarca dentro del compromiso de la institución para contribuir a dar visibilidad al arte generado por mujeres, "en demasiadas ocasiones relegadas a planos secundarios".

"Femitopías. Mujeres, feminismo y cultura visual es arte reivindicativo, que tiene esa capacidad de romper con valores y discursos incorporando una mirada feminista y crítica, pero a la vez integradora", remarcó la también delegada de Cultura de la Diputación de Córdoba.

Por su parte, Margarita Aizpuru, comisaria de la exposición, destacó que la selección de las artistas y las obras de esta muestra es "indicativa del amplio abanico plural existente dentro de los feminismos en su confluencia con las artes visuales contemporáneas".

Este proyecto incluye trabajos de Manl Aldowayan, Irene Andessner, Zoulika Bouabdellah, Verónica Ruth, Ouka Leele, Paloma Navares, Diana Terceño y Marina Vargas. "Estas ocho artistas son ejemplo o símbolo de mujeres que están trabajando de forma contundente en estos paradigmas", indicó Aizpuro.

Asimismo la comisaria resaltó que "todas ellas pueden ser ubicadas en el espacio común de los discursos visuales que, o bien se centran claramente en los feminismos, o bien son trabajos sobre el género y las mujeres en interrelación con el contexto social y la cultura propia, sus iconos y el papel de las mujeres dentro de ellas". "Todas parten de un tronco común que es el de reflejar y dar visibilidad, a través de su arte, a las mujeres; unas de un modo más explícito y otras de una forma más poetizada", señaló.

La exposición podrá visitarse hasta el próximo 16 de septiembre, de martes a sábado, en horario de 10.00 de la mañana a 14.00 de la tarde, y de 18.00 de la tarde a 21.00 de la noche; por su parte, los domingos y festivos el horario de apertura al público será de 10.00 de la mañana a 14.00 de la tarde.

IREDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL

DEPORTES - SANTAELLA DIGITAL

FIRMAS
Santaella Digital te escucha Escríbenos