:::: MENU ::::
  • 25.8.18
En 2008 se concedía el premio Pritzker de Arquitectura al francés Jean Nouvel, posiblemente uno de los arquitectos vivos más importantes del país galo. Sería, pues, el segundo arquitecto francés que recibiría este galardón, ya que en 1994 se le adjudicó a Christian de Portzamparc, que, aunque nacido en Casablanca, tenía la nacionalidad francesa, ya que sus padres eran de este país.



Como he dicho en otra ocasión, el premio Pritzker está considerado como el equivalente al Nobel de la Arquitectura. Pero no es por este galardón por lo que traigo a estas páginas digitales a Nouvel, sino porque en nuestro país realizó dos de sus más significativas obras, además de un par de hoteles (Puerta América en Madrid y Catalonia Fira en Barcelona), junto a la intervención en el Parc del Centre del Poblenou, también en Barcelona. Y dado que no es necesario seguir un orden cronológico, comenzaré precisamente por esos dos relevantes proyectos para que tengamos una aproximación rápida al autor.

PULSE SOBRE LA IMAGEN PARA AMPLIAR
PULSE SOBRE LA IMAGEN PARA AMPLIAR

Quizás el edificio más significativo de Nouvel en nuestro país sea la Torre Agbar, perteneciente a la compañía suministradora del agua de Barcelona. Está enclavado en la Diagonal, una de las avenidas más conocidas de la ciudad condal. Se acabó de construir en 2005, convirtiéndose, junto a la Sagrada Familia de Antoni Gaudí, en un referente del horizonte urbano de la ciudad.

Antes de que empezara a construirse, levantó bastante polémica por la forma, dado que algunos sostenían que se asemejaba a un símbolo fálico o a una especie de aeronave (cuando no, a un gigantesco supositorio). Este debate está hoy cerrado, y a nadie le cabe la menor duda de que se ha convertido en un símbolo arquitectónico de Barcelona, ya que son muchos los que lo visitan, haciéndose las correspondientes fotos para, posteriormente, mostrárselas a los amigos.

De todos modos, tengo que indicar que la Torre Agbar no es del todo original, puesto que el propio Jean Nouvel había proyectado, en 1989, un edificio con forma similar en París, la denominada Tour Sans Fins pour La Défense.

PULSE SOBRE LA IMAGEN PARA AMPLIAR
PULSE SOBRE LA IMAGEN PARA AMPLIAR

También en el año 2005, se inauguraría la ampliación del Museo Reina Sofía de Madrid. Hay que apuntar que el origen de este museo se debe al antiguo hospital, de estilo neoclásico, construido por el arquitecto italiano Francesco Sabatini en 1769.

La ampliación encargada a Jean Nouvel se encuentra en la parte posterior del edificio de Sabatini. La propuesta del arquitecto francés consiste en una larga lámina inclinada y perforada en forma de triángulo truncado como cubierta de un enorme atrio, alrededor del cual se crearon dos nuevas galerías para exposiciones temporales, una biblioteca multimedia, un auditorio con 500 butacas, así como un bar restaurante y las oficinas administrativas.

Personalmente, me parece una magnífica solución, puesto que se aprecia con nitidez la diferencia entre el antiguo hospital, realizado mayoritariamente con piedra de granito, y la ampliación de Nouvel, en la que predominan los nuevos materiales: hierro, aluminio, cristal, material plástico, etc., sin que haya choques innecesarios entre ambos.

PULSE SOBRE LA IMAGEN PARA AMPLIAR
PULSE SOBRE LA IMAGEN PARA AMPLIAR

Una vez que hemos citado dos relevantes proyectos de Nouvel en nuestro país, retrocedamos para saber algo de su biografía y de sus obras, sea en Francia o fuera de su país de origen.

Jean Nouvel nació el 12 de agosto de 1945 en Fumel, un pequeño pueblo de 5.800 habitantes en la Aquitania francesa. Inicialmente quiso ser pintor, aunque después se decanta por la arquitectura, por lo que se matricula en la École Nationale Supérieure des Beaux-Arts de París. Una vez acabados sus estudios en 1972, crea su propio gabinete, iniciando una brillante carrera, pues, una década más tarde su proyecto del Instituto del Mundo Árabe, sito en París, alcanza un alto grado de notoriedad.

Este Instituto está ubicado en la orilla izquierda del Sena, a escasa distancia de la catedral Notre Dame de París. La solución hace referencia al diseño árabe al utilizar ventanas cuadradas que se repetían aludiendo al estilo mozárabe, por lo que la síntesis entre las concepciones tradicionales y la nueva arquitectura está perfectamente resuelta, especialmente en la fachada sur del edificio, ya que es una amplia pared, a base de celosías, en la que se emplean motivos geométricos derivados de las artes decorativas islámicas. Conviene apuntar que el edificio recibió el prestigioso premio Aga Khan de Arquitectura.

PULSE SOBRE LA IMAGEN PARA AMPLIAR
PULSE SOBRE LA IMAGEN PARA AMPLIAR

Tras la reunificación de las dos Alemanias, Berlín se convirtió en la capital del nuevo Estado, al tiempo que una ciudad en la que se llevaron adelante proyectos de los arquitectos de mayor renombre a nivel mundial. Lógicamente, dentro de esa lista no podía faltar Jean Nouvel, al que se le encargó el centro comercial Galerías Lafayette, para oficinas, tiendas, un pequeño sector de viviendas y aparcamientos.

No lejos de Postdamer Platz, en la confluencia de Friedrichstrasse y Französische Strasse, se encuentra este singular edificio. Y digo singular por dos razones: la obra de Nouvel es uno de los pocos edificios que se libraron de las duras normativas del nuevo Berlín, ya que se exige el uso de la piedra para las fachadas, mientras que en este caso es de vidrio. Por otro lado, se sustituye la forma angular que debería tener la fachada en la esquina por otra redondeada.

Pero lo más sorprendente de este edificio se encuentra en su interior, donde aparecen dos conos acristalados invertidos el uno con respecto el otro. Uno de ellos, el más profundo, lo atraviesa, iluminando los espacios interiores, ofreciendo singulares panorámicas de juegos luminosos.

PULSE SOBRE LA IMAGEN PARA AMPLIAR
PULSE SOBRE LA IMAGEN PARA AMPLIAR

Dos significativas obras realizaría Nouvel en Estados Unidos: por un lado, un sorprendente edificio de apartamentos en Nueva York y también la remodelación del Guthrie Theater en el estado de Minnesota.

Vamos a comentar el segundo caso. En la ciudad de Minneápolis, a orillas del río Misisipí, se encontraba el Guthrie Theater, inaugurado el 7 de mayo de 1963. A Jean Nouvel se le encargó la remodelación del mismo. Desde el exterior, lo que más llama la atención es la enorme marquesina que vuela sobre el entorno del teatro, puesto que se configura como una pasarela a través de la cual se observan distintas panorámicas del paisaje.

Recojo las palabras del propio arquitecto francés que nos explica el sentido de su obra: “El exterior del edificio es una composición de metales y vidrio que evoca formas industriales materializadas de un modo moderno. Dada la fuerte vinculación con los molinos históricos, al concebir el Guthrie la paleta de colores del edificio evolucionó hacia el tono azul oscuro, algo que recuerda a las aguas del río. De noche, el fondo azul oscuro se funde con el cielo y los gráficos parecen flotar en medio de la oscuridad”.

PULSE SOBRE LA IMAGEN PARA AMPLIAR
PULSE SOBRE LA IMAGEN PARA AMPLIAR

Aunque la solución de la Sala de Conciertos DR de Copenhague ya la había ensayado anteriormente en otro proyecto, en este caso la aplica con total contundencia. Tras un concurso abierto por la Danish Broadcasting Corporation, en marzo de 2002 se le adjudicó a Jean Nouvel el proyecto para diseñar la nueva sala de conciertos de 1.600 localidades. He de indicar que en el citado concurso participaron grandes arquitectos, como es el caso de Rafael Moneo, del que ya he hablado, o del japonés Arata Isozaki, del que escribiré en otra ocasión, puesto que tiene varias obras en nuestro país.

La solución, ya ensayada por Nouvel en dos ciudades francesas (Lyon y Tours) y en la suiza Lucerna, estriba en que la orquesta se sitúa en el centro del gran espacio, de forma que alrededor y de manera ascendente se ubica el público que asiste a los conciertos. De este modo, se rompe la concepción tradicional de un proscenio al fondo enfrentado al espacio en el que se localizan los asistentes a las representaciones.

PULSE SOBRE LA IMAGEN PARA AMPLIAR
PULSE SOBRE LA IMAGEN PARA AMPLIAR

Para cerrar, quisiera comentar una de sus últimas obras, Les bains des docks o los Baños en el Puerto, que realizara para Le Havre, una pequeña ciudad costera en la desembocadura del Sena y al noroeste de Francia en la Alta Normandía.

Le Havre contaba con una larga tradición portuaria, hoy reducida a la mínima expresión. Con la esperanza de devolver cierta vitalidad a esta zona, se construyen oficinas y centros comerciales, al tiempo que se proyectan estos baños del puerto, uno de los trabajos de mayor sencillez formal de Jean Nouvel.

Es un edificio de baja altura y de planta perfectamente rectangular, en una de cuyas esquinas se ubica la piscina de igual forma. Posiblemente sea la piedra blanca que cubre el suelo y las paredes interiores de la zona del baño lo que da un gran atractivo, al conjugarse con huecos rectangulares que recuerdan a un limpio juego de formas geométricas.

Y es que en ocasiones la belleza se encuentra en la mayor sencillez arquitectónica, tal como la llevan a cabo Álvaro Siza (Portugal) o Peter Zumthor (Suiza), arquitectos por los que siento una gran admiración, ambos también con el premio Pritzker, y de los que hablaré en otra ocasión.

AURELIANO SÁINZ

DEPORTES - SANTAELLA DIGITAL

FIRMAS
Santaella Digital te escucha Escríbenos