:::: MENU ::::
  • 2.7.19
El Ayuntamiento de Santaella y la Diputación de Córdoba han presentado la nueva señalética instalada a lo largo de la ruta senderista que circunda la Laguna del Donadío. Con esta iniciativa, enmarcada en el Programa Paisajes con Historia de la Delegación de Medio Ambiente de la institución provincial, ambas entidades pretende poner en valor este patrimonio natural del municipio, así como dar a conocer su rica fauna y flora.



La nueva señalética, que viene a sustituir y complementar la instalada hace más de tres lustros, presenta algunos cambios significativos con los que se pretende acercar este patrimonio a toda la ciudadanía, según destacó la diputada de Medio Ambiente, Auxiliadora Pozuelo, y el alcalde de Santaella, José Álvarez.

"Las nuevas señales ofrecen un aspecto más amable y accesible en la parte final del recorrido", indicó el primer edil santaellano que, asimismo, destacó que el nuevo material recoge información sobre distintos aspectos de la riqueza natural de la localidad, como las viñas ecológicas de Bodegas Robles "una de las viñas ecológicas de uva Pedro Ximénez más importantes del mundo".

La Laguna del Donadío se localiza cerca del límite con la provincia de Sevilla, muy próxima al río Genil, en el término municipal de Santaella. Presenta una superficie variable, como consecuencia de las variaciones hídricas inherentes a este tipo de humedales.

Situada en un terreno agrícola donde el principal cultivo es el olivar, junto con otros cultivos como el ajo, el algodón o las hierbas aromáticas, la laguna cuenta con una vegetación perilagunar en la que sobreviven rebrotes de taraje, así como palustre, carrizos, eneas y caña que cubren parte de las zonas encharcadizas, sirviendo de zona de refugio, nidificación y alimento a gran cantidad de aves.

En este sentido, la Laguna del Donadío aporta valores de biodiversidad equiparables a los del resto de lagunas endorreicas que salpican la Campiña Cordobesa. Así, la diversidad de su fauna, especialmente en lo que a aves se refiere, ha permitido detectar hasta un centenar de especies distintas, algunas de ellas con protección legal como la malvasía cabeciblanca o los flamencos.

Asimismo, durante los meses invernales, la Laguna del Donadío es visitada por patos cucharas, cercetas comunes, ánades frisos o cormoranes. Mientras tanto, en primavera llegan el avetorillo, la canastera, la avoceta, la cigüeñuela o la garza imperial, y durante todo el año, habitan la laguna ánades reales, fochas, gallinetas, calamones, somormujos, zampullines, garzas reales y aguiluchos laguneros.

I. TÉLLEZ / REDACCIÓN

DEPORTES - SANTAELLA DIGITAL

FIRMAS
Santaella Digital te escucha Escríbenos