:::: MENU ::::
CLÍNICA PAREJO Y CAÑERO - ÚNICO HOSPITAL DE DÍA DEL CENTRO DE ANDALUCÍA

IPRODECO - PROYECTO CÓRDOBA RURAL JOVEN

DIPUTACIÓN DE CÓRDOBA - IMPUESTO VEHÍCULOS TRACCIÓN MECÁNICA

DIPUTACIÓN DE CÓRDOBA - LLENAR DE COLOR TU MESA

  • 13.4.21
Cuando Isabel Díaz Ayuso lo presentó, no podía creerme el eslogan de campaña que había escogido el Partido Popular para las elecciones a la Comunidad de Madrid: “comunismo o Libertad”. Posteriormente se quedaría únicamente en Libertad. ¿Qué entenderán ellos por comunismo? ¿Y qué sabrán ellos de libertad?


El Partido Popular fue fundado por un ministro del franquismo, Manuel Fraga Iribarne. En este partido tomaron asiento todos los falangistas, gentes del Opus Dei, derechistas del régimen y gentes de “buenas familias” que habían masacrado a socialistas y comunistas de la República, ellos o sus padres, de una forma u otra, por omisión o por participación.

Yo siempre creí que las ideas también se heredaban, que iban en el mismo lote que la educación y el catolicismo. Y no creo equivocarme, si bien estoy generalizando: la mayoría de los hijos de estas gentes son como sus padres y abuelos. De ahí han salido los del PP y, para más inri, también los de VOX.

La libertad de esta derecha retrógrada es salir a la calle porque no quiere una Ley del Divorcio, para que así los cónyuges tengan libertad para poder deshacer un error o una falta de amor. La libertad de esta derecha es salir a la calle y recoger firmas para que no se vote una ley que regule el aborto y así las mujeres –violadas o no– tengan libertad para elegir si quieren tener un hijo.

Libertad es protestar hasta el infinito por las leyes a favor de transexuales, protestar por la aprobación del matrimonio entre homosexuales, etcétera, etcétera, etcétera. Esa debe ser la libertad que proclama Isabel Díaz Ayuso en su eslogan de campaña electoral.

Nunca me ha sonado peor esa palabra que en los labios de estas personas herederas de Franco que, por cierto, hicieron cambiar el nombre de mi tía a mis abuelos: se llamaba Libertad y pasó a llamarse Concepción. Qué paradoja, ¿verdad?

Cuando banalizan y repiten la frase “comunismo o libertad” me hieren el alma. No puedo entender cómo pueden articular esa palabra. Con ella en sus bocas están fusilando y enterrando una y otra vez a los miles de españoles a los que un golpe de estado les quitó la libertad y la vida. Están negando a las buenas gentes que tuvieron que abandonar sus hogares para exiliarse porque los asesinaban. Por eso me rompe el corazón oírlos decir “libertad o comunismo.

Han de saber estas personas que los comunistas, junto con los socialistas, estuvieron tanto en el exilio como dentro de nuestro país jugándose la vida para traer la democracia. Pero sí, lo saben, y no lo perdonan; más de uno querría volver a otros tiempos.

Ellos, que no dejan ponerse a sus mujeres faldas cortas y que hasta hace poco tiempo no podían ni abrir una cuenta bancaria sin el permiso de su padre o marido, nos van a enseñar a nosotros qué es la libertad, cuando la libertad solo la quieren para unos pocos: esos pocos que no consienten que una persona pueda decidir su muerte, que sea libre de morir dignamente.... ¡Qué sabrán ellos de libertad!

REMEDIOS FARIÑAS

GRUPO PÉREZ BARQUERO


CULTURA - SANTAELLA DIGITAL


AYUNTAMIENTO DE SANTAELLA

DIPUTACIÓN DE CÓRDOBA

DEPORTES - SANTAELLA DIGITAL

LA ABUELA CARMEN - LÍDER EN EL SECTOR DEL AJO, AJO NEGRO Y CEBOLLA NEGRA

FIRMAS
Santaella Digital te escucha Escríbenos