:::: MENU ::::
  • 16.9.19
La escuela infantil Pepita Pérez, que hoy mantiene las puertas cerradas a sus alumnos con motivo de un incendio registrado en la madrugada del pasado domingo como consecuencia de un corto circuito, continua a la espera del informe de daños por parte de los peritos para determinar cuándo recuperará su actividad con normalidad.



Tal y como adelantó en primicia El Día de Córdoba el incendio tuvo lugar en la madrugada de este domingo cuando, como consecuencia de un fallo en el cuadro de luces ubicado en el despacho de la dirección, se generó un incendio que, si bien tan sólo ocasionó daños a este área del centro, obligó a suspender las clases para cerca de 60 niños durante la jornada de este lunes "por recomendación de los bomberos".

De esta forma, la dirección confían en que a lo largo de la jornada los peritos evalúen la gravedad de los daños ocasionados en el suministro de la luz en el centro, así como la situación en la que se encuentra el despacho de dirección –la única zona afectada por las llamas– y las posibles consecuencias en el resto del inmueble, con el objetivo de poder reabrir sus puertas "en el menor tiempo posible".

"A primera hora de hoy nos han asignado al perito que evaluará los daños y si existe algún peligro en reabrir el centro, pero aún estamos a la espera de que venga a valorar la situación", ha explicado esta mañana a Santaella Digital la directora del centro, Purificación Moyano que, asimismo, ha insistido que más allá del despacho, "el resto del centro sólo se ha visto afectado por el humo".

En este sentido, Moyano se ha mostrado confiada en que, una vez se recupere el suministro de luz, y tras realizar las labores de ventilación adecuada, no exista ningún impedimento para retomar la actividad con "toda normalidad y seguridad para los pequeños", si bien ha insistido en la necesidad de esperar a las conclusiones del perito.

I. TÉLLEZ / REDACCIÓN

DEPORTES - SANTAELLA DIGITAL

FIRMAS
Santaella Digital te escucha Escríbenos